FUNDACIÓN JUANA DE VEGA

La ejecución de este proyecto conecta dos edificios independientes para conseguir una comunicación directa entre ambos, respetando los elementos constructivos existentes en ambos y consiguiendo una mezcla de estilos arquitectónicos que encajan a la perfección.
Los lucernarios mantienen el criterio y composición de las galerías de uno de los edificios, mediante módulos verticales de tabla pintada que combinan lleno y vacío.
Destaca el diseño de la escalera de chapa plegada con pasos en madera de iroko, pavimentos de microcemento y resina epoxi.
En dicho proyecto se incluye también la ejecución de dos aseos aprovechando el espacio de conexión entre ambos edificios.